Categoría: Salud mental

Cómo reconocer los síntomas de la depresión

Si alguna vez has sentido que realmente entiendes a Eeyore de Winnie the Pooho te han dicho que dejes de ser un "deprimido", entonces puede que estés familiarizado con ver la vida desde una perspectiva de tristeza.

Es una perspectiva ante la que otros harán la vista gorda, pero que nosotros no podemos dejar de ver.

Una perspectiva que nos hace sentir como si nuestros brazos y piernas fueran de plomo, haciendo que nos parezca imposible funcionar, incluso cuando queremos hacerlo.

Una perspectiva de nosotros mismos que nos hace sentir indignos, indefensos y desesperanzados.

 

Es probable que no se trate simplemente de "estar decaído" o de experimentar tristeza. Esto es depresión.

 

Puede resultar difícil entender la diferencia entre sentirse muy triste y sufrir una depresión.

 

Hay muchas cosas difíciles en la vida que pueden deprimirnos. Puede que algunos no reconozcamos que tenemos depresión porque no queremos, porque, bueno... es deprimente. Algunos no reconocemos que tenemos depresión porque, cuando nos sinceramos sobre cómo nos sentimos, nuestros amigos o familiares nos dicen que "lo superemos" o que "todo está en nuestra cabeza". Para aquellos de ustedes que necesitan oírlo, es... no todo en tu cabeza y simplemente no hay "superación" de nada que se sienta tan abarcador como la depresión.

 

La depresión es un diagnóstico clínico de salud mental (oficialmente se denomina Trastorno Depresivo Mayor), lo que significa que debe ser diagnosticada por profesionales médicos o de salud mental.

Cientos de millones de personas en todo el mundo sufren depresión a lo largo de su vida. Las mujeres tienden a sufrirla más que los hombres (6% y 4%, respectivamente), pero también es más común cuanto más mayores nos hacemos (alrededor de 5,7% de los adultos mayores, frente a 4,4% de los niños sufren depresión).

La depresión puede producirse como resultado de múltiples acontecimientos vitales estresantes (o directamente dolorosos), pero también puede ocurrir simplemente porque nuestro ADN lo dice. (Inserte aquí un suspiro de Eeyore). Otros indicadores que pueden hacernos vulnerables a la depresión: afecciones médicas, otros trastornos mentales, servicio militar y/o haber sobrevivido a la violencia doméstica.

 

Dicho esto, la depresión es NO: pena, desilusión, ni sentirse "desanimado" o "decaído".

He aquí por qué: los síntomas incluyen algo más que sentirse triste y son sensibles al tiempo. A continuación encontrará indicadores de Trastorno depresivo mayor:

  • Sentirse triste o tener un estado de ánimo depresivo
  • Pérdida de interés o placer en actividades que antes disfrutaba
  • Cambios en el apetito (por ejemplo, pérdida o aumento de peso no relacionado con cambios deliberados en la dieta).
  • Problemas para dormir o dormir demasiado
  • Pérdida de energía o aumento de la fatiga
  • Aumento de la actividad física sin propósito (por ejemplo, incapacidad para permanecer sentado, pasearse de un lado a otro, retorcerse las manos) o lentitud en los movimientos o en el habla; estas acciones deben ser lo suficientemente graves como para ser observadas por otras personas.
  • Sentirse inútil o culpable
  • Dificultad para pensar, concentrarse o tomar decisiones.
  • Pensamientos de muerte o suicidio
  • Los síntomas deben durar al menos dos semanas y representar un cambio en su nivel previo de funcionamiento.

 

Los diagnósticos pueden ser muy específicos, por lo que hacer un seguimiento de la duración de los síntomas, de si aparecen y desaparecen, de su gravedad y de cómo interfieren en la vida cotidiana puede ser esencial para obtener un diagnóstico correcto.

Por si no fuera suficientemente complicado, tenga en cuenta que existen distintos tipos de depresión:

  • Trastorno depresivo persistente - la que parece que la depresión nunca desaparece
  • Psicosis depresiva - aquella en la que una persona puede estar fuera de contacto con la realidad (es decir, experimentar delirios y/o alucinaciones)
  • Depresión perinatal - la que se produce durante o después del embarazo (depresión prenatal y depresión posparto, respectivamente)
  • Trastorno disfórico premenstrual- la que se basa en el ciclo menstrual de una persona.

Nota: esta lista no incluye TODOS los tipos de depresión, pero representa algunas de las formas más comunes.

 

Si reconoce estos síntomas en su experiencia personal, le animamos a que acuda primero a un médico, por si pudiera estar ocurriendo algo médico que pudiera explicar los síntomas.

 

Si un médico le informa de que no hay nada que indique físicamente un motivo para experimentar síntomas depresivos, le animamos a que acuda a profesionales de la salud mental que puedan ayudarle. Como tratamiento de la depresión suele recomendarse el asesoramiento en salud mental o la medicación psicotrópica, o una combinación de ambos. (Si esto te llama la atención, quizá quieras ver el vídeo Heart to Heart que nuestro equipo del CEP realizó con motivo del mes de concienciación sobre la salud mental, en el que hablamos de los distintos tipos de tratamiento de la salud mental). 

 

En CEP, nos dedicamos a ser un apoyo para las personas que quieren saber si están experimentando depresión, así como qué hacer con sus síntomas. Nuestro equipo reconoce que las personas son más dinámicas que los personajes de una franquicia, como Eeyore, y estamos aquí para ayudar con cualquier signo o síntoma de depresión. Si desea más información sobre cómo podemos ayudarle, póngase en contacto con (915) 209-1234 para más información.

 

Referencias

 

Asociación Americana de Psiquiatría. (2013). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (5ª ed.). https://doi.org/10.1176/appi.books.9780890425596

 

https://www.nimh.nih.gov/health/topics/depression

 

https://www.psychiatry.org/patients-families/depression/what-is-depression

 

https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/depression

¿Qué es la mente inconsciente?

Para empezar debemos reconocer que hay una división de nuestra mente, se divide en dos, sólo que no son mitades, puesto que una de ellas, la mente consciente representa no más del 5%, mientras que la mente inconsciente representa el 95% o más.

Para poder expresarlo más gráficamente imaginen un iceberg, o incluso un ice cube submerged in water, se alcanza a notar que sólo una punta del mismo emerge del agua y el resto (aproximadamente el 95%) permanece bajo el nivel del agua. Podemos decir que la sección que emerge del nivel es la mente consciente, mientras que el 95% sumergido es la mente inconsciente.

Ahora bien, la mente inconsciente posee una serie de características:

  • Primera, es que es un receptáculo de toda la información recogida durante nuestra vida, desde que nos encontramos en el vientre materno.
  • Segunda, no tiene sentido del humor, es completamente literal, de tal forma que toda información que reciba la tome exactamente como la reciba.
  • Tercera, no reconoce temporalidad, para ella no existe el pasado, el presente o el futuro, por ello se pueden presentar manifestaciones que involucren temporalidad.
  • Cuarta, pueden coexistir sentimientos contradictorios, por ejemplo el odio y el amor, que no se excluyen el uno al otro, lo que nos puede confundir.
  • Quinta, no hay un sense of contradictionEn ella pueden convivir, por ejemplo, odio y amor, rechazo y aceptación y todo ello sin conflicto uno al otro.
  • Sexta, maneja lenguaje simbólicoo, regularmente se expresa a través de símbolos, de forma muy similar a como se expresan los sueños.
  • Séptima, no le es posible hacer juicio de valor, esto quiere decir, que un suceso muy importante puede tener el mismo impacto que otro que no sea importante.
  • Octava, predomina el principio de placer, lo que le lleva a orientarse a eludir situaciones desplazadoras, a buscar el placer sin juicio previo.
  • Novena, inconsciente colectivoEs decir, en ella se encuentra información acumulada y compartida con muchos otros seres humanos, en todo el planeta, además de información ancestral, de donde proceden además temores, rechazos y manifestaciones instintivas.
  • Décimalo que Freud llamó el inconscious reprimido, que por la carga emocional que conlleva, sus manifestaciones suelen presentarse como acciones y emociones sin explicación aparente y en forma de pensamientos sin control o de sueños.

Por todo lo anterior, cualquier profesional de la salud mental tiene que estar versado en estas características, pues de otro modo corre el riesgo de dejar pasar situaciones que le harán difícil o imposible comprender motivos, actitudes, comportamientos, sentimientos, respuestas, etc. de sus clientes.

Si quieres más información sobre la hipnosis, no dude en llame a nuestra oficina (915) 209- 1234.

Sinceramente,

Guillermo Castañeda, Hipnotista Profesional

Cuando el cuidador necesita cuidados internos

Querido lector,

 Como proveedor, he llegado a comprender la importancia de proporcionar cuidados a los demás. En muchos ámbitos de la vida, todos nos dedicamos a proporcionar cuidados de una forma u otra.

Cuidar es una práctica benévola y altruista.  El cuidado puede abarcar desde la atención a niños y adultos, hasta la ayuda para satisfacer las necesidades de otros o la prestación de apoyo.

Los cuidados tienen muchas formas, variaciones y niveles de profundidad. Algunas personas necesitan más apoyo y otras menos. Cada individuo y cada situación son únicos en cuanto a sus circunstancias y necesidades. En algunos casos, hay temporadas en las que los individuos pueden necesitar más o menos de nosotros.

Normalmente, cuando se indaga sobre los motivos por los que los cuidadores realizan esta práctica, se deriva de valores como amabilidad, a profundo sentido de la contribucióny un deseo de ayudar a los demás.

Sin embargo, ¿qué ocurre cuando el papel de cuidador se convierte en algo que lo absorbe todo o lo abarca todo?

En algunos casos, el cuidador puede funcionar en exceso, trabajar en exceso, dar de más y hacer daño. 

El Dr. Gabor Maté señala elocuentemente en una conferencia cómo los cuidadores son honrados en los obituarios por su abnegación, por estar siempre ahí para los demás y ponerse en último lugar, y por trabajar hasta el último minuto de su muerte. En su conferencia, advierte al público de cómo estas personas necesitaban recibir cuidados cuando recibían un diagnóstico fatal y seguían desempeñando sus funciones de cuidadores a costa de su salud, y dando prioridad a los demás cuando ellos mismos necesitaban apoyo.

Esta es una observación sombría y aleccionadora del espectro de los cuidados. En un extremo, puede tener un función positiva y adaptativaPor otro lado, puede tener consecuencias negativas y desadaptativas.

Revela el coste y las repercusiones que puede tener el hecho de cuidar a los demás cuando se sobredimensiona, se da demasiado y no se toma el tiempo necesario para descansar o recuperarse. El mensaje del Dr. Maté destaca la importancia de cuidar de uno mismo.

Ahora bien, si usted desempeña un papel en el que proporciona cuidados a otra persona, los siguientes elementos son señales de que podría necesitar dar prioridad a su propio autocuidado:

  1. Resentimiento

Si te encuentras resentido con los que reciben tus cuidados, puede ser una señal de que probablemente estés dando de más o funcionando de más. El resentimiento es una emoción importante que indica al cuerpo que necesitamos algo. En algunos casos, tanto la mente como el cuerpo pueden necesitar alimento físico o emocional, cuidados y descanso.

Una forma de abordar el resentimiento es reconocer y comprender que somos seres humanos emocionales que tienen necesidades. Por supuesto, esto comienza con el autoconocimiento y la escucha de nosotros mismos. Nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro corazón nos hablan todo el tiempo. Una vez que se reconoce una necesidad, se pueden establecer límites y expresar las necesidades.

  1. Enfermedades y dolencias

Esto ocurre cuando un médico de cabecera o un proveedor ha señalado la importancia de tomarse un tiempo libre, de cuidarse o de reducir el estrés. Esto puede significar que el cuerpo necesita tiempo para recuperarse o descansar. Existe una fuerte correlación entre la inflamación, el estrés y las enfermedades crónicas. En algunos casos, el estrés puede exacerbar los síntomas de la enfermedad.

Una forma de abordar esto es pidiendo ayuda. Como se ha mencionado anteriormente, empieza por reconocer lo que necesitamos. Cuando esto ocurre, es posible que reconozcamos que necesitamos ayuda y eso está bien: somos humanos. Esto puede significar que algunas tareas o proyectos deben delegarse adecuadamente, revisarse o eliminarse por completo.

  1. Responsabilidad equivocada

Esto ocurre normalmente cuando sentimos un profundo sentido de responsabilidad por los demás. Es cierto que hay situaciones reales y válidas en las que somos responsables del bienestar de los demás, como la crianza de los hijos o las funciones de liderazgo. Sin embargo, la responsabilidad equivocada se produce cuando nos sentimos responsables de cosas que realmente están fuera de nuestro control. Esto puede llevarnos a sentirnos agotados, desanimados y heridos.

Una forma de abordar esto es aceptando tanto lo que está dentro como lo que está fuera de nuestro control. La aceptación es un antídoto contra las cosas que no están bajo nuestro control. Esto no significa que nos demos por vencidos; sin embargo, puede significar que podemos redirigir nuestros esfuerzos de forma más adaptativa o útil.

  1. Expectativas insaciables

No importa lo que hagamos, parece que no es suficiente. Como seres humanos tenemos un potencial para hacer cosas extraordinarias; sin embargo, si no somos conscientes de ello, podemos llevar a las personas a rendir demasiado o a trabajar en exceso. Como se mencionó antes, esto puede deberse a una responsabilidad errónea sobre nosotros mismos, como si las cosas estuvieran realmente fuera de nuestro control. Esto puede llevarnos a limitar nuestra capacidad de estar presentes y disfrutar del proceso.

Una forma de abordarlo es estableciendo expectativas realistas y alcanzables. Para ello, podemos empezar por priorizar y aclarar lo que es verdaderamente importante para nosotros. Lo ideal sería que nuestras expectativas dejaran de centrarse en los resultados y se centraran en la calidad del proceso. En otras palabras, disfrutar del viaje.

  1. Identificación excesiva con el papel de cuidador

Esto puede ocurrir cuando confundimos nuestra identidad con el papel de cuidador. El yo está formado por diferentes partes, valores y experiencias vitales. Sin embargo, en algunos casos, ya sea por experiencias infantiles adversas o por experiencias de aprendizaje social, podemos olvidar quiénes somos. De ahí que podamos confundir el papel de cuidador como una forma de identidad. Muy razonablemente, puede ser una parte muy importante de lo que somos, sin embargo, la invitación es a tener en cuenta que aún así, no es todo lo que somos.

Una forma de replantear esto es hacer espacio para otras partes. Esto requiere ser conscientes de nosotros mismos: dar cabida tanto a la parte cuidadora de nosotros mismos como a otras partes. Por lo tanto, esto puede empezar por explorar todas nuestras partes, como nuestros puntos fuertes, nuestras raíces, nuestros valores y necesidades. Hay más cosas en nosotros que el papel de cuidador.

Para terminar, cuidar a alguien es una experiencia hermosa y gratificante. Sin embargo, el cuidador también necesita amor. Mi intención es invitar a la parte del cuidador que hay en ti a que deje espacio para el cuidado interior. Como dijo una vez Maya Angelou, "El amor libera", no confina. Cuidar es un acto de amor que libera al ser para expresar y recibir amor. En esencia, mi esperanza para ti es vivir la vida que tu corazón anhela.

Con calidez y amabilidad,

Jazmine

Referencias

A., V. D. (2015). El cuerpo lleva la cuenta: El cerebro, la mente y el cuerpo en la curación del trauma. Nueva York (Nueva York): Penguin Books.

Martínez, M. E. (2016). El código mente-cuerpo: cómo cambiar las creencias que limitan su salud, longevidad y éxito. Suena a verdad.

SCSASmithers. (2013, 6 de marzo). Cuando el cuerpo dice no - cuidar de nosotros mismos mientras cuidamos de los demás. dr. Gabor Maté. YouTube. Recuperado el 11 de agosto de 2022, de https://www.youtube.com/watch?v=c6IL8WVyMMs&t=2309s

La conexión entre la barriga y el cerebro

¿Qué es lo que más molesta a la hora de pensar en el estómago?

        ¿Son los médicos los que le dicen que tiene sobrepeso? ¿O los miembros de la familia que comentan su peso, lo que a su vez le hace sentirse mal con usted mismo? ¿O es que no te sientes bien con tu aspecto? ¿Cómo te hace sentir esto? ¿Cómo cambia esto su apetito? ¿Y su salud en general?

Es común luchar a lo largo de los años hasta un punto en el que no queremos ni oír la palabra "estómago" 'barriga' o incluso mirarla. Puede que este haya sido tu caso o quizás no. Sin embargo, nuestro estómago es una parte importante de nosotros.

Bueno, ¿qué pensarías si te dijera que tu ¿el estómago está unido a tu cerebro y afecta a tu estado de ánimo? Para algunos de nosotros, puede ser preocupante escuchar esto, ya que puede influir en la forma en que lo tratamos.

Leer más…

Trátese como una planta: Cuatro pasos para el bienestar

Los humanos no vienen con un manual de instrucciones, pero hay cosas que todos podemos hacer que se ha demostrado que nos mantienen física y mentalmente sanos. 

 

NO tengo el pulgar verde, pero sé lo básico de cómo mantener una planta viva y en crecimiento. Por lo tanto, me gustaría explicar cómo participar en el auto-cuidado de una manera que sea fácil de recordar: trátese como una planta.

 

  1. Consigue un poco de luz solar.

Al igual que las plantas necesitan la luz del sol, nosotros también. Es ampliamente conocido que la vitamina D proviene de la leche y algunos alimentos, pero ¿sabías que también proviene de la luz solar?

De hecho, 15 minutos de luz solar La exposición al menos 3 veces por semana puede darnos suficiente vitamina D para compensar lo que falta en los alimentos.

La vitamina D ayuda reducir la inflamación y ayuda a todo tipo de células a crecer! Hace nuestros huesos más fuertes, baja la presión sanguínea y nos ayuda a dormir mejor. (Todos sabemos las consecuencias que sufrimos si no tenemos una buena noche de sueño - gruñones, aturdidos, comer en exceso, tomar malas decisiones sólo para nombrar algunas!)

Además, según los investigadores de la BYU, el la disponibilidad de la luz solar tiene un gran impacto en nuestro estado de ánimo.

Durante las estaciones en las que recibimos menos luz solar, los humanos experimentan más problemas y trastornos del estado de ánimo y emocionales.

Por otro lado, los días con mucho sol ayudaron a aumentar el estado de ánimo positivo, lo que significa la liberación de hormonas y sustancias químicas de "sentirse bien" en el cuerpo. ¡Sólo recuerda usar tu protector solar!

 

  1. Bebe mucha agua.

Según la Revista de Química Biológica, el cerebro y el corazón están compuestos por 73% aguay los pulmones están a punto de 83% agua.

La piel es 64% agua...los músculos y... los riñones son 79%e incluso el los huesos son acuosos: en 31%. Sólo tiene sentido beber agua si gran parte de nuestro cuerpo, y sobre todo el cerebro, está hecho de agua.

En un estudio realizado en 2014 se llegó a la conclusión de que los habituales beber agua facilita el pensamiento claro y ayuda a estar alerta. También podría beneficiar el estado de ánimo y la confianza.

Por ejemplo, beber suficiente agua puede aclarar los problemas de la piel, lo que puede dar confianza en sí mismo y vitalidad. Sin embargo, existe la posibilidad de beber demasiada agua, así que ten cuidado y no te pases con ella.

 

  1. Toma un poco de aire fresco y actividad.

Algunas plantas se desenvuelven bien en el interior, y algunas plantas prosperan en los elementos exteriores de viento, lluvia y nieve.

Me gustaría que te imaginaras que eres una planta que sucede a beneficiarse del aire fresco. Imagina la ligera brisa que te mueve y te da la oportunidad de interactuar con otras plantas.

Los estudios han demostrado que pasar tiempo al aire libre y en la naturaleza puede inducir la calma, disminuir la depresión y evitar la ansiedad.

Existe un tratamiento llamado Ecoterapiadonde pasas una cantidad prescrita de tiempo al aire libre y en la naturaleza para tratar la depresión.

Los beneficios de estar alrededor de la naturaleza y las plantas verdes también es muy importante.

Conexión a tierra es una forma natural de combatir ansiedad porque nos ayuda a vivir el momento.

Ya que estás fuera de la casa, puede que incluso te dé la oportunidad de hacer algo de socialización ligera - saludar a los vecinos, dar los buenos días a los transeúntes.

Esta ligera cantidad de interacción social tiene grandes beneficios para el cerebro. Mantiene a raya la soledad y puede mejorar el estado de ánimo general.

 

  1. Asegúrate de que estás recibiendo los nutrientes y minerales adecuados.

¿Ha visto alguna vez esos anuncios de alimentos para plantas o suelo? Muestran flores que crecen sin el MiracleGro y algunas que sí.

La diferencia es que, con el alimento de la planta, las flores crecen más y son más resistente y los que crecen sin ella siguen siendo bonitos, pero enclenques y débiles.

Lo mismo ocurre con nuestro cuerpos! Si ingerimos comida basura o comida rápida, seguro que nuestros cuerpos sobrevivirán.

No pasaremos hambre y viviremos. Pero si comemos de alta calidad...comida nutritiva y tomar nuestras vitaminas, nuestros cuerpos no sólo sobrevivirán y funcionarán, sino que TRIUNFARÁN.

Además, ¿has notado cómo te sientes después de comer una gran comida grasosa y no tan nutritiva? ¿O qué se siente si bebes demasiado alcohol?

Eso no es nada divertido. Como una planta, tu cerebro funciona mejor cuando obtiene suelo rico en nutrientes y alimento para las plantas.

Comer alimentos de alta calidad que contienen muchos vitaminas, minerales, y antioxidantes alimenta el cerebro y protege por el estrés oxidativo.

 

Así que, ahí lo tienes. Cuatro simples estrategias para mantener tu mente y tu cuerpo felices y saludables... ¡como una planta!

Cómo reconocer los síntomas de la depresión

Si alguna vez ha sentido que entiende de verdad a Eeyore de Winnie the Pooh, o le han dicho que deje de ser un "bajón", ...

Padres de adolescentes o adultos jóvenes que padecen un trastorno por consumo de sustancias

Todos hemos oído o leído las historias de terror que comparten los medios de comunicación, con títulos como "Aumenta el consumo de drogas entre los adolescentes" ...

La confianza: El ingrediente más importante en cualquier relación

Querido lector: ¿Qué hacemos cuando hemos experimentado una ruptura en una relación que parece irreparable? ¿Qué hacemos?