Blog

Educación y Concienciación

Etapas del cambio en la terapia: cómo la comprensión de nosotros mismos nos ayuda a progresar

Cuando los clientes vienen por primera vez a terapia, a menudo se preguntan: "¿Qué quiero ganar con esto? ¿Cómo puedo obtener ayuda si ni siquiera entiendo lo que me preocupa?".

Tal vez hayan probado la terapia antes y ésta "no hizo clic" o perdieron la motivación, o simplemente no encontraron tiempo para comprometerse con las sesiones semanales. Lo que DO saben es que necesito ayudaSólo tienen que averiguar qué hacer.

Estos sentimientos son muy común a la hora de enfrentarse a un gran paso como es ir a terapia. La comprensión de nuestra motivación es una de las partes esenciales para mejorar. no sólo saber de qué se trata - también el saber por qué quiero cambiar.

¿Qué se puede esperar del proceso de cambio?

¿A qué velocidad puedo avanzar?

¿Y si fracaso?

Estar preparados nos hará estar más seguros y menos ansiosos ante los cambios y nos permitirá navegar por el proceso de una manera más consciente.

Las etapas del cambio o El modelo transteórico del cambio es una teoría clínica desarrollada en los años 70 por James Prochaska de la Universidad de Rhode Island y Carlo Di Clemente.

Las etapas pueden explicarse mejor como pasos interrelacionados que atravesamos con nuestros pensamientos y emociones cuando nos enfrentamos a una situación difícil que necesita un cambio.

El concepto puede aplicarse a cualquier cosa, desde dejar de beber, romper una relación insana o superar el duelo por la pérdida de un ser querido. Las etapas siguen un orden y cada una de ellas tiene un propósito en la creación del cambio. También se producen gradualmente - desde el principio resistencia y negación, a compromiso y progresión se crea, y recaída es una parte esperada del proceso.

Me encanta hablar con mis clientes sobre las Etapas del Cambio, porque les ayuda enormemente a crear una comprensión más profunda del proceso que están atravesando y les prepara para establecer expectativas realistas para los siguientes pasos. Es como un mapa de progreso que rellenan con sus propios datos para utilizarlos en el avance de la ruta terapéutica.

Los elementos importantes a tener en cuenta en un proceso de cambio son:

Disposición al cambioTener los recursos y los conocimientos necesarios para realizar un cambio duradero con éxito (por ejemplo, creer que la terapia es útil o saber dónde encontrar información sobre las reuniones de apoyo de AA).

Obstáculos al cambioSi y qué es lo que le impide cambiar (por ejemplo, no tener tiempo o dinero para dedicarse al tratamiento, no tener un transporte fiable para ir a las reuniones del grupo).

Probabilidad de recaída: factores desencadenantes de la vuelta a un comportamiento anterior (por ejemplo, vivir con una persona que consume drogas cuando se intenta mantener la sobriedad).

Según la teoría, las etapas siguen el orden:

Etapa 1: Precontemplación ("No necesito cambiar").

Los clientes que se encuentran en esta etapa no ven el cambio como algo deseado, necesario o posible y no tienen intención de cambiar el comportamiento. Por ejemplo, "No tengo intención de hacer deporte ni de salir a correr.”

El cliente puede carecer de conciencia, percepción o información sobre el problema, puede haber intentado abordarlo y haber fracasado y sentirse desanimado. Dado que la situación suele afectar ya a la vida del cliente de forma grave, intentamos ayudarle a considerar la necesidad de un cambio de comportamiento. Queremos educar y discutir los riesgos relacionados con el comportamiento actual.

Etapa 2: Contemplación ("Creo que quiero cambiar").

Los clientes están procrastinando y planean hacer el cambio en los próximos meses. Son conscientes de los pros y los contras de hacer el cambio. Por ejemplo, "Sé que necesito perder peso por mi salud, pero me gusta la comida rápida." Es importante tener en cuenta el trabajo con la ambivalencia -sentimientos mixtos y contradictorios-, identificar las barreras y comprometerse con los cambios en el presente.

Etapa 3: Preparación ("Bien, ¿cómo empiezo?")

Los clientes se comprometen a cambiar su comportamiento, quieren trabajar en un plan de acción, organizan los recursos y el apoyo, escriben los objetivos, desarrollan estrategias para realizar los cambios y llevan a cabo las primeras acciones preparatorias (por ejemplo, hacerse socio del gimnasio).

Etapa 4: Acción ("¡Lo estoy haciendo!")

La conducta de cambio comenzó, y se está formando un nuevo patrón de comportamiento. Los clientes han hecho algunos progresos y han modificado su estilo de vida en los últimos seis meses, por ejemplo, "Voy al gimnasio los lunes, miércoles y viernes de cada semana, y sigo un plan establecido por mi entrenador." Lo importante ahora es mantener el cambio positivo y la motivación, premiar las conductas de progreso y vigilar las recaídas y los obstáculos.

Etapa 5: Mantenimiento ("He cambiado").

Los clientes que se encuentran en esta fase han seguido el nuevo patrón durante cierto tiempo y ya forma parte de su estilo de vida. Se sienten seguros de poder continuar con su nuevo estilo de vida. Puede durar entre seis meses y cinco años (Prochaska y Velicer, 1997). Ahora es menos probable que se produzca una recaída. por ejemplo, "Confío en que puedo tomar decisiones de alimentación saludables en casa, en el trabajo o cuando salgo.." Ahora queremos que nuestros clientes mantengan el nuevo comportamiento a largo plazo, eviten las recaídas y desarrollen estrategias de afrontamiento.

Etapa 6: Recaída ("Lo he vuelto a hacer").

Los clientes vuelven a sus antiguos hábitos o comportamientos y retroceden a una etapa anterior. No se considera una etapa, sino un fracaso en el mantenimiento del cambio, ya sea por la actividad incorrecta (por ejemplo, empezar a fumar de nuevo) o por la inactividad (por ejemplo, dejar de ir al gimnasio.) Por muy decepcionante que parezca, la recaída es típica de los cambios de conducta, pero no es inevitable. Queremos que los clientes en esta etapa se centren en identificar los factores desencadenantes vinculados a la recaída, para reafirmarles en su compromiso y ayudarles a procesar de nuevo las etapas.

Etapa 7: Terminación ("He cambiado permanentemente").

El comportamiento se ha extinguido y no hay necesidad ni deseo de volver a los antiguos comportamientos. El cliente está ahora integrado en el cambio porque el hábito insano ya no forma parte de su manera de afrontar las cosas. El nuevo comportamiento más saludable forma parte de la identidad y el estilo de vida de la persona y ha persistido durante mucho tiempo, por ejemplo, "Llevo algunos años manteniendo el ejercicio físico, e incluso después de recuperarme de una lesión de larga duración, sigo haciéndolo."

Otra opinión es que la terminación nunca se alcanzad y el riesgo de recaer en formas poco saludables está siempre presente.  En esta perspectiva, el cliente siempre permanece en el etapa de mantenimiento. En algunos casos, ios individuos que no participan en la terapia suelen estar en una etapa de contemplación o preparación del cambio, a veces incluso en una etapa de acción.

A partir de ahí, trabajamos juntos para crear nuevos hábitos y aprender a aceptar el cambio como una parte maravillosa de la vida.

Si alguna de estas informaciones le parece correcta, no dude en ponerse en contacto con nuestra oficina para obtener más información.

Por favor,

-Zuzanna Gromulska, MS, LPC-Asociada Supervisada por Guillermo A. Castañeda, LPC-S

Referencias:

https://www.aafp.org/pubs/afp/issues/2000/0301/p1409.html

https://positivepsychology.com/stages-of-change-worksheets/

https://www.verywellmind.com/the-stages-of-change-2794868

Prochaska, J. O., & Velicer, W. F. The transtheoretical model of health behavior change (1997). Revista Americana de Promoción de la Salud12(1).

Cuando el cuidador necesita cuidados internos

Querido lector,

 Como proveedor, he llegado a comprender la importancia de proporcionar cuidados a los demás. En muchos ámbitos de la vida, todos nos dedicamos a proporcionar cuidados de una forma u otra.

Cuidar es una práctica benévola y altruista.  El cuidado puede abarcar desde la atención a niños y adultos, hasta la ayuda para satisfacer las necesidades de otros o la prestación de apoyo.

Los cuidados tienen muchas formas, variaciones y niveles de profundidad. Algunas personas necesitan más apoyo y otras menos. Cada individuo y cada situación son únicos en cuanto a sus circunstancias y necesidades. En algunos casos, hay temporadas en las que los individuos pueden necesitar más o menos de nosotros.

Normalmente, cuando se indaga sobre los motivos por los que los cuidadores realizan esta práctica, se deriva de valores como amabilidad, a profundo sentido de la contribucióny un deseo de ayudar a los demás.

Sin embargo, ¿qué ocurre cuando el papel de cuidador se convierte en algo que lo absorbe todo o lo abarca todo?

En algunos casos, el cuidador puede funcionar en exceso, trabajar en exceso, dar de más y hacer daño. 

El Dr. Gabor Maté señala elocuentemente en una conferencia cómo los cuidadores son honrados en los obituarios por su abnegación, por estar siempre ahí para los demás y ponerse en último lugar, y por trabajar hasta el último minuto de su muerte. En su conferencia, advierte al público de cómo estas personas necesitaban recibir cuidados cuando recibían un diagnóstico fatal y seguían desempeñando sus funciones de cuidadores a costa de su salud, y dando prioridad a los demás cuando ellos mismos necesitaban apoyo.

Esta es una observación sombría y aleccionadora del espectro de los cuidados. En un extremo, puede tener un función positiva y adaptativaPor otro lado, puede tener consecuencias negativas y desadaptativas.

Revela el coste y las repercusiones que puede tener el hecho de cuidar a los demás cuando se sobredimensiona, se da demasiado y no se toma el tiempo necesario para descansar o recuperarse. El mensaje del Dr. Maté destaca la importancia de cuidar de uno mismo.

Ahora bien, si usted desempeña un papel en el que proporciona cuidados a otra persona, los siguientes elementos son señales de que podría necesitar dar prioridad a su propio autocuidado:

  1. Resentimiento

Si te encuentras resentido con los que reciben tus cuidados, puede ser una señal de que probablemente estés dando de más o funcionando de más. El resentimiento es una emoción importante que indica al cuerpo que necesitamos algo. En algunos casos, tanto la mente como el cuerpo pueden necesitar alimento físico o emocional, cuidados y descanso.

Una forma de abordar el resentimiento es reconocer y comprender que somos seres humanos emocionales que tienen necesidades. Por supuesto, esto comienza con el autoconocimiento y la escucha de nosotros mismos. Nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro corazón nos hablan todo el tiempo. Una vez que se reconoce una necesidad, se pueden establecer límites y expresar las necesidades.

  1. Enfermedades y dolencias

Esto ocurre cuando un médico de cabecera o un proveedor ha señalado la importancia de tomarse un tiempo libre, de cuidarse o de reducir el estrés. Esto puede significar que el cuerpo necesita tiempo para recuperarse o descansar. Existe una fuerte correlación entre la inflamación, el estrés y las enfermedades crónicas. En algunos casos, el estrés puede exacerbar los síntomas de la enfermedad.

Una forma de abordar esto es pidiendo ayuda. Como se ha mencionado anteriormente, empieza por reconocer lo que necesitamos. Cuando esto ocurre, es posible que reconozcamos que necesitamos ayuda y eso está bien: somos humanos. Esto puede significar que algunas tareas o proyectos deben delegarse adecuadamente, revisarse o eliminarse por completo.

  1. Responsabilidad equivocada

Esto ocurre normalmente cuando sentimos un profundo sentido de responsabilidad por los demás. Es cierto que hay situaciones reales y válidas en las que somos responsables del bienestar de los demás, como la crianza de los hijos o las funciones de liderazgo. Sin embargo, la responsabilidad equivocada se produce cuando nos sentimos responsables de cosas que realmente están fuera de nuestro control. Esto puede llevarnos a sentirnos agotados, desanimados y heridos.

Una forma de abordar esto es aceptando tanto lo que está dentro como lo que está fuera de nuestro control. La aceptación es un antídoto contra las cosas que no están bajo nuestro control. Esto no significa que nos demos por vencidos; sin embargo, puede significar que podemos redirigir nuestros esfuerzos de forma más adaptativa o útil.

  1. Expectativas insaciables

No importa lo que hagamos, parece que no es suficiente. Como seres humanos tenemos un potencial para hacer cosas extraordinarias; sin embargo, si no somos conscientes de ello, podemos llevar a las personas a rendir demasiado o a trabajar en exceso. Como se mencionó antes, esto puede deberse a una responsabilidad errónea sobre nosotros mismos, como si las cosas estuvieran realmente fuera de nuestro control. Esto puede llevarnos a limitar nuestra capacidad de estar presentes y disfrutar del proceso.

Una forma de abordarlo es estableciendo expectativas realistas y alcanzables. Para ello, podemos empezar por priorizar y aclarar lo que es verdaderamente importante para nosotros. Lo ideal sería que nuestras expectativas dejaran de centrarse en los resultados y se centraran en la calidad del proceso. En otras palabras, disfrutar del viaje.

  1. Identificación excesiva con el papel de cuidador

Esto puede ocurrir cuando confundimos nuestra identidad con el papel de cuidador. El yo está formado por diferentes partes, valores y experiencias vitales. Sin embargo, en algunos casos, ya sea por experiencias infantiles adversas o por experiencias de aprendizaje social, podemos olvidar quiénes somos. De ahí que podamos confundir el papel de cuidador como una forma de identidad. Muy razonablemente, puede ser una parte muy importante de lo que somos, sin embargo, la invitación es a tener en cuenta que aún así, no es todo lo que somos.

Una forma de replantear esto es hacer espacio para otras partes. Esto requiere ser conscientes de nosotros mismos: dar cabida tanto a la parte cuidadora de nosotros mismos como a otras partes. Por lo tanto, esto puede empezar por explorar todas nuestras partes, como nuestros puntos fuertes, nuestras raíces, nuestros valores y necesidades. Hay más cosas en nosotros que el papel de cuidador.

Para terminar, cuidar a alguien es una experiencia hermosa y gratificante. Sin embargo, el cuidador también necesita amor. Mi intención es invitar a la parte del cuidador que hay en ti a que deje espacio para el cuidado interior. Como dijo una vez Maya Angelou, "El amor libera", no confina. Cuidar es un acto de amor que libera al ser para expresar y recibir amor. En esencia, mi esperanza para ti es vivir la vida que tu corazón anhela.

Con calidez y amabilidad,

Jazmine

Referencias

A., V. D. (2015). El cuerpo lleva la cuenta: El cerebro, la mente y el cuerpo en la curación del trauma. Nueva York (Nueva York): Penguin Books.

Martínez, M. E. (2016). El código mente-cuerpo: cómo cambiar las creencias que limitan su salud, longevidad y éxito. Suena a verdad.

SCSASmithers. (2013, 6 de marzo). Cuando el cuerpo dice no - cuidar de nosotros mismos mientras cuidamos de los demás. dr. Gabor Maté. YouTube. Recuperado el 11 de agosto de 2022, de https://www.youtube.com/watch?v=c6IL8WVyMMs&t=2309s

La Hipnosis en las Fobias

 

Las fobias son conocidos como miedos "exagerados" que pueden (y a menudo ocurre) incapacitar a quien la sufre, de tal modo que no puede llevar una vida normal.

 

Es clasificada como un trastorno de ansiedad y se refiere a situaciones, objetos o seres que en realidad no representan una amenaza real.

 

El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales V (DSM-V) la clasifica dentro de los problemas de ansiedad.

 

Hay una serie muy grande de disparadores de las fobiasque van desde situaciones, como ocurre en la fobia social, en donde la persona no puede relacionarse efectivamente, no puede acudir a sitios donde se reúnen dos o más personas. De hecho, podría llegar a presentar ataques de ansiedad, de pánico y hasta posiblemente trastornos físicos.

 

Los animales, gatos, perros, etc., y por supuesto los insectos, son uno de los motivos que, con frecuencia, llegan a provocar una fobia. Hay aproximadamente 470 tipos de fobias.

 

Es muy importante señalar que existe una diferencia muy grande entre un miedo y una fobia, en una fobia el miedo es más allá de toda proporción, impide por completo que la persona pueda acercarse de cualquier forma a la situación que la produce, logrando con ello inmovilizarla.

 

Existen varias estrategias para afrontar el trastorno, por ejemplo, la terapia cognitivo conductual, terapias basadas en un acercamiento gradual al motivo y otros.

 

Sin embargo, la hipnosis ha demostrado una efectividad muy grande en la resolución del problema, en lo que respecta a los tiempos de recuperación la hipnosis ha demostrado que es una terapia sensiblemente más rápida, por lo que se le conoce como una terapia breve.

 

Es importante apuntar que, si bien la hipnosis es más rápida, no basta con una sesión, se requiere de cumplir con un protocolo, a fin de lograr los resultados esperados y abundar en el concepto.

 

Un sujeto en hipnosis siempre estará consciente, que la hipnosis es un estado de profunda relajación, más allá de la meditación, en donde se establece una comunicación con la mente subconsciente y se pueden reprogramar hábitos, sentimientos, conductas, emociones, y siempre con la aceptación y consentimiento de la persona.

 

Si quieres más información sobre la hipnosis, no dude en llame a nuestra oficina (915) 209- 1234.

 

Sinceramente,

Guillermo Castañeda, Hipnotista Profesional

Violencia de pareja entre los hombres

Este blog está dedicado a todas las personas que han sido sometidas a la violencia, el abuso y la angustia dentro de sus relaciones, aunque este blog especifica el abuso hacia los hombres. Se recomienda la discreción de los lectores.

 

 

Este tema es un poco más angustioso que otros.

Sin embargo, he encontrado que este tema es importante de discutir especialmente para aquellos individuos que creen que no hay salida, que nadie entendería, empatizaría o se preocuparía por su bienestar después de ser subyugados a alguna forma de abuso por parte de una pareja.

 

Si has estado al tanto del caso de Johnny Depp y Amber Heard, te habrás dado cuenta de la gravedad de violencia de pareja-independientemente de la postura que se adopte dentro de este caso- una cosa es inminente, los hombres son y pueden llegar a ser víctimas de abusos por parte de su pareja.

 

Violencia de pareja (IPV) se define como la pareja íntima (ya sea actual o anterior) que ejerce violencia mediante actos físicos, sexuales, psicológicos, de acoso y coercitivos (Douglas y Hines, 2011; Miller y McCaw, 2019). El CDC ha considerado la VPI como una nacional y problema de salud social que afecta a miles de personas cada año (Douglas & Hines, 2011).

 

Las investigaciones anteriores se han centrado en la violencia de género entre las mujeres, sin embargo, a medida que ha pasado el tiempo, más casos sobre la violencia de género entre los hombres han aumentado y se han convertido en un foco importante para nuestra sociedad, comunidad y departamentos de salud.

 

En 2010, un estudio realizado para medir la VPI, 37,3% de las mujeres han experimentado alguna forma de acoso sexual, físico o por parte de su pareja y 30,9% de los hombres habían experimentado lo mismo por parte de sus parejas (Miller & McCaw, 2019).

 

Junto a esto, el 23,9% de las mujeres y el 13,9% de los hombres experimentaron violencia física grave por parte de su pareja en la que fue necesaria la atención médica (Miller & McCaw, 2019).

 

Como podemos ver a través de estas estadísticas, los hombres experimentan un alto porcentaje de VPI por parte de sus parejas, así que ¿por qué no hablamos más de ello?

 

Pues bien, según Campbell-Hawkins (2019) en su estudio entre los varones afroamericanos que experimentaron la IPV, algunas barreras para obtener ayuda incluían el miedo a ser vistos como débiles por su sociedad, cultura y compañeros.

 

Es menos probable que los hombres busquen ayuda cuando sufren abusos debido a su el estigma de la comunidad sobre en qué consiste ser un "hombre".

 

Sin embargo, como hemos visto a través del caso de Johnny Depp y Amber Heard, esto ocurre, y puede llevar a la violencia, la agresión y el abuso.

 

Aunque el estigma de los hombres dice que "debería" ser más fuertes y capaces de defenderse entre las mujeres o sus parejas; estas ideologías tóxicas pueden perpetuar el sufrimiento en silencio de los hombres.

Hablemos de algunos de los abusos y de la violencia de género que pueden sufrir los hombres por parte de sus parejas.

  • Abuso físico
    • Esto incluye golpes, bofetadas, arañazos, empujones, pellizcos, mordiscos, tirones de pelo, lanzamiento de objetos para golpear a la persona, destrucción de la propiedad.

 

  • Abuso psicológico/emocional
    • Humillación (por ejemplo, "no eres lo suficientemente hombre", "eres un cobarde", etc.)
    • Avergonzar, invalidar sentimientos (por ejemplo, "deja de ser tan sensible que eres un hombre"),
    • Aislamiento de los amigos de la familia (es decir, celos severos), amenazas (es decir, retirada de los hijos, consecuencias legales, amenaza de autolesión/suicidio si se deja, etc...)
    • Acoso y hostigamiento, ya sea en el trabajo, en el hogar, en las redes sociales, en las llamadas telefónicas, a los familiares, etc.
    • Manipulación/coacción
    • Gritos/chillidos
    • Culpando a
    • Infidelidad crónica

 

  • Abuso sexual (sí, los hombres pueden ser abusados sexualmente por su pareja femenina)
    • Manipulación al hacer algo con lo que no se sienten cómodos durante la intimidad.
    • Amenazar su masculinidad (diferente de la masculinidad tóxica) si no realizan determinados actos.
    • Introducir objetos extraños en el cuerpo sin su permiso.

 

Estos son algunos ejemplos de VPI entre los hombres.

 

Sin embargo, esto no minimiza el abuso por el que pasan las mujeres también, muchos de estos ejemplos también se aplican para las mujeres y otras partes.

 

Para los hombres, también es importante ser conscientes de estos ejemplos y buscar ayuda. Hay ayuda para ti a través de no se juzga a nadiet y consideración positiva incondicional.

 

Recuerda que eres una persona y debes ser tratada como tal.

 

Esto no es sólo una "mujer" Es una cuestión de hombres, y ser consciente, empático y activo para acabar con la violencia de género en general es un deber de la comunidad, de la sociedad y del individuo.

 

Si usted es o ha experimentado algunos de estos ejemplos, no dude en ponerse en contacto con el Coalición Nacional contra la Violencia Doméstica (NCADV) 1-800-799-7233 o 1-800-787-3224

 

Si se trata de una emergencia, llame inmediatamente al 911.

 

Por favor,

 

Elda Stepp, PhD, LPC, LMHC, CART

 

Referencias

Campbell-Hawkins, M. Y. (2019). Violencia de pareja íntima (IPV) y búsqueda de ayuda: Las experiencias de los hombres afroamericanos sobrevivientes (Tesis doctoral, Walden University).

Douglas, E. M., y Hines, D. A. (2011). Las experiencias de búsqueda de ayuda de los hombres que sufren violencia de pareja: An Overlooked Population and Implications for Practice.      Revista de violencia familiar, 26(6), 473-485. https://doi.org/10.1007/s10896-011-9382-4

Miller, E., y McCaw, B. (2019). La violencia de pareja íntima. New England Journal of Medicine, 380(9), 850-857. DOI: 10.1056/NEJMra1807166.

 

 

 

 

 

¿Te sientes como un impostor? El impacto del síndrome del impostor y cómo afrontarlo

¿Te sientes como un impostor?

El impacto del síndrome del impostor y cómo afrontarlo

"No soy lo suficientemente bueno para estar aquí".

"¿Qué estoy haciendo aquí?"

"¿Se darán cuenta de que no pertenezco aquí y me despedirán?"

"Soy un fraude. Todo el mundo lo sabrá".

I

i tienes estos pensamientos, lo más probable es que estés lidiando con Síndrome del impostor. Este fenómeno incluye pensamientos y sentimientos de duda e incompetencia que continúan a pesar de tener conocimientos, experiencia y logros importantes para el puesto.

Una persona afectada por este fenómeno no creerá que se ha ganado el éxito por sus propios méritos y le preocupará que sus compañeros o empleadores lleguen a la misma conclusión. Los pequeños errores en el trabajo no hacen más que reforzar esta percepción de uno mismo.

Síndrome del impostor puede afectar a cualquier persona en cualquier posición o profesión. Las posibles causas del síndrome del impostor son: La crianza de los padres o el entorno de la infancia, los rasgos de personalidad, el estado de salud mental actual, las nuevas expectativas y responsabilidades, el racismo institucionalizado, y sesgo de género.

Ahora que se entiende lo que es el síndrome del impostor, vamos a desglosar los cinco tipos de síndrome del impostor, el impacto del síndrome del impostor y cómo reducir el impacto en tu vida.

Los 5 tipos de síndrome del impostor

El perfeccionista

Si el Síndrome del Impostor aparece en este tipo, la persona puede centrarse en cómo se hacen las cosas hasta el punto de que se espera la perfección de ellos mismos en cada área de su vida. Además, no reconocerán el duro trabajo que han invertido y pueden criticarse por cualquier error, viéndolo como un fracaso.

El genio natural

El tipo de Genio Natural aparecerá en personas que se pasan la vida adquiriendo fácilmente nuevas habilidades y creen que la nueva información y los procesos deberían entenderse también con facilidad. Esto se relaciona con el Síndrome del Impostor cuando empiezan a tener dificultades con las tareas porque creen que las personas competentes no tendrían ninguna dificultad con estas tareas.

El solista/individualista

En este tipo de síndrome del impostor, la persona cree que debería ser lo suficientemente competente como para no necesitar ayuda de los demás en las tareas. Si no son capaces de completar con éxito esas tareas de forma individual, se sienten como un fraude.

El experto

Este tipo se observa en personas que creen que deberían tener todos los conocimientos que necesitan internamente. Si no son capaces de responder a las preguntas o descubren que no tenían ciertos conocimientos, se sienten fracasados.

El Superhéroe

El tipo Superhéroe suele aparecer en personas que relacionan la competencia con su capacidad de tener éxito en todos los roles que asumen en su vida. El Síndrome del Impostor aparece si son incapaces de cumplir con éxito las exigencias y expectativas de los roles.

Esto es sólo una introducción a los cinco tipos de síndrome del impostor, y esperamos profundizar en ellos en un futuro blog.

El impacto del síndrome del impostor

            El síndrome del impostor puede dejar un impacto duradero y una carga abrumadora en una persona si no es capaz de hacer frente a este fenómeno. Dado que las personas experimentan estos pensamientos de duda sobre sí mismas y de incompetencia, acaban trabajando más de lo que normalmente lo harían y poniendo mayores expectativas en sí mismas, lo que conduce a problemas de salud mental e, irónicamente, a un menor rendimiento laboral. Estos pensamientos de duda e incompetencia alimentan la ansiedad, la depresión, la culpa y el estrés. La combinación de estos síntomas de salud mental conduce a la falta de sueño y a la incapacidad de concentrarse. Si estos síntomas no se resuelven utilizando habilidades de afrontamiento efectivas, pueden dar lugar a otros síntomas psicológicos y fisiológicos.

Cómo reducir el impacto del síndrome del impostor

A veces, las estrategias de afrontamiento que utilizamos con frecuencia pueden no funcionar con ciertos fenómenos, como el síndrome del impostor. Hay muchas maneras de trabajar con estas dudas, entre ellas:

  • Hablar de tus sentimientos y pensamientos con tus compañeros, amigos, compañeros de trabajo, familia y mentores.
    • Es posible que sientan algo similar y que puedan aportar información sobre cómo han superado la experiencia.
  • Reconociendo su experiencia, conocimientos y competencia.
    • Se necesita mucho trabajo para llegar a donde estás en tu puesto o profesión, y no habrías podido llegar allí sin hacer nada.
  • Desafiando su autoestima.
    • Es importante cuestionar si los hechos apoyan los pensamientos y sentimientos que tienes sobre ti mismo.
  • Evita compararte con los demás.
    • Todos somos únicos a nuestra manera y compararnos no es una comparación exacta.
  • Busque ayuda si sus síntomas empeoran.
    • Puede ser difícil hacer esto por nuestra cuenta y no hay nada malo en necesitar la ayuda de un terapeuta, líder de la iglesia, etc. para ayudarte a trabajar en ello.

El síndrome del impostor puede ser un fenómeno difícil de superar, especialmente cuando se siente tan real y aterrador. Sin embargo, es posible superarlo si tienes las herramientas adecuadas a tu disposición. Eres competente. Tienes la experiencia necesaria para el puesto que ocupas. Has demostrado a tus compañeros una y otra vez que eres merecedor del puesto. Ahora, lo único que debes hacer es permitirte creerlo también.

Mi esperanza es que vea su valor en su papel, profesión o posición. Si desea más información, póngase en contacto con nuestra oficina en: (915) 209-1234.

                        Por favor,

                                 Zoe OlivoLPC-Asociado Supervisado por Guillermo A. Castañeda, LPC-S

Después de sufrir un daño en la relación: 5 prácticas de curación

Querido lector,

 

Cuando crecemos, nuestros principales cuidadores son como espejos. Nos devuelven el espejo de cómo ven el mundo, cómo ven a los demás y cómo nos ven a nosotros. Su forma de relacionarse y comprometerse con nosotros y con los demás influye en cómo podemos ver el mundo, a los demás y a nosotros mismos.

Al reflexionar sobre nuestras propias experiencias infantiles, debemos tener en cuenta los espejos de nuestros cuidadores primarios. En ellos se encuentran los reflejos de los espejos de sus propios cuidadores, lo que nos permite vislumbrar patrones y temas transgeneracionales que pueden transmitirse de una generación a otra. De ahí nuestra visión del mundo, la forma de interpretar el mundo, sostienen los espejos de nuestros cuidadores, nuestra cultura, nuestros ancestros y nuestras propias experiencias vitales.

Con el tiempo, interiorizamos a nivel subconsciente y consciente nuestra identidad, nuestras creencias y partes de nosotros mismos. Las experiencias vitales tempranas influyen mucho en los mensajes que aprendemos sobre nosotros mismos y sobre cómo funciona el mundo. Esto básicamente establece nuestra programación subconsciente.  

¿Es el mundo seguro? ¿Puedo confiar en los demás? ¿Soy digno? ¿Soy capaz? ¿Soy suficiente? 

Para analizar más a fondo lo que puede influir en estas creencias, podemos explorar las lesiones relacionales y emocionales que pueden darse en las familias y a nivel cultural.

Según el Dr. Mario Martínez, hay tres heridas relacionales comunes que experimentamos como seres humanos: vergüenza, abandono...y... traición.

En su investigación y trabajo, también esboza los antídotos para esas lesiones emocionales como honor para la vergüenza, compromiso por abandono, y lealtad por la traición.

El Dr. Martínez anima a los lectores a buscar pruebas de personas en nuestras vidas que hayan demostrado honor, compromiso y lealtad para ayudar a replantear nuestra visión del mundo. Ahora bien, su mensaje es de empoderamiento en el que, si podemos identificar el origen de la herida, podemos ayudar a curarla.

Ahora las palabras relacional, emotional lesión y herir se utilizan para reflejar lo que experimentamos al ser avergonzados, traicionados o abandonados, no como lesiones físicas reales, sino para reflejar la profundidad y la complejidad del dolor.

A continuación, quiero esbozar cinco prácticas para comenzar o complementar el viaje de curación después de experimentar un daño relacional.

Una importante advertencia ética:  Esta lista no respalda en modo alguno la permanencia en relaciones abusivas. Si hay cualquier forma de abuso en la relación, sexual, emocional, físico o formas de negligencia, debe ser abordado con ayuda profesional. En la sección de *Referencias se describen los recursos de nuestra comunidad y las líneas telefónicas disponibles. Esta lista no es exhaustiva y no pretende sustituir ninguna forma de terapia. Si usted cree que usted o alguien que usted conoce se beneficiaría de la consejería puede llamar a nuestra oficina para obtener más información.

Entonces, ¿qué podemos hacer si hemos experimentado algún tipo de heridas emocionales?

1. Primero tenemos que cuidar nuestro cuerpo. Cuando hemos experimentado cualquier tipo de dolor emocional, nuestro cuerpo registra el dolor. De hecho, el cerebro no puede distinguir entre el dolor físico y el emocional. El dolor es dolor para el cerebro. Por lo tanto, cuidar nuestro sueño, nutrición, descanso y seguridad son increíblemente importantes para permitir que tanto nuestro cuerpo como nuestro cerebro se recuperen y sanen. Queremos cuidar nuestro cuerpo con más autocuidado de lo habitual. Esto ayuda a aumentar el nivel de seguridad y reducir los niveles de estrés.

2. Debemos reflexionar sobre las historias que nos contamos a nosotros mismos. Nuestro cerebro prospera y anhela un propósito y un significado. Cuando tenemos fragmentos incompletos de lo que nos ha pasado, nos sentimos inseguros y nuestros pensamientos pueden entrar en un bucle, quedarse atascados o sentirse intrusos en sus esfuerzos por dar sentido a las cosas. Es cierto que hay cosas en la vida que son tan dolorosas que esas experiencias pueden no tener ningún significado porque nada le dará sentido. Si algo realmente no tiene sentido, entonces es completamente justo y está bien. Las prácticas útiles para procesar el significado son prácticas como escribir un diario, contemplar, rezar, o meditación. Estas prácticas de introspección ayudan a aumentar nuestra conciencia mientras damos sentido a nuestra propia historia.

3. Necesitamos rodearnos de personas seguras, que nos apoyen y nos animen. Cuando experimentamos una herida relacional, es como si fuera lo único que vemos. Es la forma en que nos sentimos vistos y conocidos. De hecho, limita y estrecha nuestra perspectiva a cualquier otra posible visión positiva de nosotros mismos. Cuando nutrir nuestra mente y nuestro corazón con personas que creen en lo mejor de nosotros y quieren lo mejor de nosotrosEn el caso de que la persona se encuentre en una situación de estrés, se puede dar cabida a otro diálogo interno y a otra perspectiva que puede resultar verdaderamente liberadora y curativa. Esto puede significar pasar más tiempo con un amigo o miembro de la familia que nos apoye y que participe en la escucha activa, exprese compasión y nos dé ánimos.

4. Debemos reflexionar sobre lo que hemos aprendido de la experiencia. En muchos casos, aquí es donde la lectura de libros, la escucha de podcasts y la conversación con otras personas pueden ser útiles para comprender mejor las situaciones y las dinámicas; aunque el aprendizaje más importante es el que obtenemos de la experiencia. Aprender de fuentes externas, como libros y otros recursos, puede ayudarnos a poner nombre a lo sucedido. Como dice el Dr. Daniel Siegel: "Cuando podemos nombrarlo, podemos domarlo". Nombrar las cosas tiene un potenciando impacto ya que nos permite reclamar nuestra realidad, sabiendo que lo que pasamos tiene un nombre.

5. En algunos casos, necesitamos apoyo profesional. Si eso significa un terapeuta, un consejero, un psiquiatra, un trabajador social, un médico o cualquier persona con capacidad profesional que pueda ayudarnos o guiarnos, es muy recomendable. Nunca estuvimos destinados a hacer la vida solos. En algunos casos, es liberador admitirlo, "Necesito ayuda".  Los profesionales de la salud mental están ahí para ayudarnos a entendernos a nosotros mismos, nuestras emociones, creencias, límites y necesidades. Y lo que es más importante, el asesoramiento es un proceso en el que los pequeños cambios tienen un efecto combinado en nuestros objetivos deseados. Al principio el cambio parece pequeño e imperceptible, pero, con el tiempo, podemos ver cuánto hemos evolucionado, sanado y crecido.

Para terminar, es posible que haya experiencias a las que nos aferremos y que puedan estar afectando a nuestro presente. Si las hay, sabed que para cada herida hay un antídoto y una forma de recuperar nuestra vida y nuestra energía mental y emocional. Mi esperanza es que vivas la vida que tu corazón anhela.

Con calidez y amabilidad,

Jazmine

Referencias

Línea telefónica nacional contra la violencia doméstica: Marque el 1-800-799-7233 o envíe un mensaje de texto: "START" al 88788

Centros comunitarios en El Paso, Texas 

Centro contra la violencia sexual y familiar: Marque el 800-727-0511

La Posada Home: Marca el 915-544-4595

A., V. D. (2015). El cuerpo lleva la cuenta: El cerebro, la mente y el cuerpo en la curación del trauma. Nueva York (Nueva York): Penguin Books.

Martínez, M. E. (2016). El código mente-cuerpo: cómo cambiar las creencias que limitan su salud, longevidad y éxito. Suena a verdad.

Wolynn, M. (2017). No empezó contigo cómo los traumas familiares heredados moldean lo que somos y cómo acabar con el ciclo. Penguin Books.

La Magia del Amor Interior

 

En esta escritura, los invito a buscar en sí mismos la magia, y no magia en la que se puede sacar un conejo de un sombrero o una moneda de las orejas del participante, si no una magia espiritual, magia de amor y los milagros.

 

¿Qué significa lo que digo? ¿Qué significa la magia espiritual, la magia de amor?

 

Primero propongo a que se pongan a pensar en todas las cosas que han declarado estar mal en su vida. El sentimiento de estar atrapado en un trabajo miserable, un matrimonio que no parece mejorar, en una situación solitaria, o una carrera en la que se estudiaba con fuerzas, pero no se realizaban los sueños.

 

Todos estos sentimientos son muy comunes entre la sociedad. Van a ver veces donde no sentimos que en nadas nos va bien, esto no significa que sea el fin del esfuerzo. Esto solo quiere decir que estamos presentando un cambio mágico. Desafortunadamente, no sabemos como apreciar esta magia, y pues, se nos va de las manos para no volver y después aprendemos a arrepentirnos del momento perdido.

 

Así con esto, los invito a aprender como cambiar nuestro sistema de vida para poder valorar esta magia espiritual en donde podemos apreciar los milagros del día tras día e incrementar nuestro estado de ánimo. Así para lograr amarnos a nosotros mismos.

 

El primer paso para esta magia espiritual y los milagros es aceptar que el sufrimiento es igual de importante que el amor.

 

El sufrir no es para siempre y después de este sufrimiento viene el amor y la paz. Sin el sufrimiento y el dolor interno, no sabríamos entender la verdadera belleza de nuestra humanidad. Es muy humano sentir coraje, tristezas, miedo, y felicidad. Cuando peleamos contra los sentimientos, imponemos reglas de amor.

 

¿Y qué quiere decir esto?

 

Que queremos decidir como amar cuando el amor no tiene reglas. Las reglas en el amor disminuyen la intensidad de su poder, la belleza humana, y la magia espiritual.

 

El autor Paulo Coelho explica que, -Sufrimos porque no conseguimos imponer nuestras reglas-

 

El amor interior y la magia espiritual consisten en poder amar sus sentimientos incomodos, sus sufrimientos, sus fallas, así como amamos nuestras alegrías y logros.

 

Amarnos sin condiciones, sin reglas.

 

Todos los días que aceptamos amar sin reglas, es una oportunidad para llenarnos de milagros y de la magia espiritual.

 

Los invito a poder sentir estos milagros diarios de manera humana donde valoramos lo bueno junto con lo malo, ver la vida de manera hermosa, y saber que todo es pasajero.

 

Agradecer y contemplar los días, el sol, la luna, la naturaleza, los sentidos, la familia, y el universo. Todas estas son los milagros que se nos han dado y cuando amamos, se vuelven más intensos y más bellos y dejamos de sufrir en un estado constante.

 

 -Los milagros pasan cuando dejamos de tratar en controlar nuestro alrededor- Paulo Coelho.

 

Amablemente,

Elda Stepp, LPC, LMHC, CART

La Tiranía de Las Emociones

 

Como seres humanos somos sujetos a emociones, de hecho, nuestro cerebro se divide en tres, la primera fase de este es su parte primitiva, que se le llama cerebro reptilianoDebido a que lo compartimos con los reptiles, esta parte del cerebro funciona preparándonos para el ataque o la huida, esta es carente de emociones, entendemos entonces que el cuento de Peter Pan es sólo una fantasía, porque los reptiles, en ese caso, el cocodrilo no podría odiar al Capitán Garfio. Entonces, esta región del cerebro es totalmente carente de emociones.

 

La segunda estructura del cerebro es lo que denominamos el cerebro límbico o emocional, que participa en la función de la memoria, el control de las emociones, las motivaciones, diversos aspectos de la conducta, el aprendizaje, de hecho en la supervivencia.  Su anatomía incluye el fondo de saco, el hipocampo, la circunvolución cingulada, la amígdala, la circunvolución del hipocampo y partes del tálamo.

 

La tercera estructura es lo que denominamos el neocórtexEl cerebro, que representa lo que llamamos popularmente la materia gris, es una concentración enorme de neuronas y en donde se procesa principalmente la inteligencia, teniendo una acción muy especial el lóbulo frontal.

 

Es importante aclarar que la división que he hecho de las diversas estructuras del cerebro es sólo teórica, porque en la práctica existe una interrelación muy estrecha entre ellas, por lo que una sin las otras no podría funcionar.

 

Pero vamos a concentrarnos en las emociones, nosotros los seres humanos procesamos las emociones como amor, miedo, ansiedad, tristeza, euforia, alegría, rabia, enojo y otras más, esto es por supuesto muy humano, completamente normal, pero ¿Qué ocurre cuando estas emociones se desbordan y se vuelven incontrolables? Entonces es cuando nos sentimos perdidos, nos desconectamos del mundo.

 

¿Cuántas veces hemos tenido la sensación de perder el control a consecuencia de cualquiera de las emociones mencionadas? Parece sencillo, de hecho, muchas personas a nuestro alrededor rápidamente nos aconsejan: Ya, tranquilo, domínate, no pasa nada, no exageres, Etc.

 

¿Pero de verdad es tan sencillo recuperar otra vez el control? Si respondemos sinceramente esta pregunta la respuesta, por supuesto, es no.

 

¿Qué es lo que nos lleva a perder el control?

 

Lo primero es la producción de una serie de mediadores químicos que produce nuestro cerebro, lo que genera un disparo emocional fuera de control, se producen mensajes a través de diversas vías neuronales, sin dirección. Nuestra frecuencia cerebral predominante se ve alterada. Es el momento en que debemos pensar en solicitar ayuda profesional, que nos pueda devolver la calma, la cual debe ser proporcionada por una persona calificada, preparada para poder entender y ayudar en el manejo de las emociones.

 

En este proceso juega un papel muy importante nuestra mente inconsciente, que es donde se almacena la información de toda nuestra vida, la que almacena toda la información recibida incluso desde el periodo fetal, con la característica de que nuestra mente inconsciente no juzga, no califica, no comprende el humor, simplemente almacén de información y esta información nos genera emociones que no alcanzamos a comprender y que obviamente impactan nuestra vida, lo cual explica el título de este escrito.

 

¿Qué pasa cuando sólo sentimos, pero no comprendemos el por qué?

 

Se generan emociones como la ansiedad, la tristeza, el miedo, etc. Y recurrimos a diversas instancias, como platicar con un amigo, con un médico, con un ministro religioso, cuando el profesional calificado sería un consejero, un psicólogo o un hipnólogo, quien nos ayudará a entender el origen de dichas emociones y a través de su guía poder controlar sus manifestaciones.

 

Si quieres más información sobre la hipnosis, no dude en llame a nuestra oficina (915) 209- 1234.

 

Sinceramente,

Guillermo Castañeda, Hipnotista Profesional

La conexión entre la barriga y el cerebro

¿Qué es lo que más molesta a la hora de pensar en el estómago?

        ¿Son los médicos los que le dicen que tiene sobrepeso? ¿O los miembros de la familia que comentan su peso, lo que a su vez le hace sentirse mal con usted mismo? ¿O es que no te sientes bien con tu aspecto? ¿Cómo te hace sentir esto? ¿Cómo cambia esto su apetito? ¿Y su salud en general?

Es común luchar a lo largo de los años hasta un punto en el que no queremos ni oír la palabra "estómago" 'barriga' o incluso mirarla. Puede que este haya sido tu caso o quizás no. Sin embargo, nuestro estómago es una parte importante de nosotros.

Bueno, ¿qué pensarías si te dijera que tu ¿el estómago está unido a tu cerebro y afecta a tu estado de ánimo? Para algunos de nosotros, puede ser preocupante escuchar esto, ya que puede influir en la forma en que lo tratamos.

Leer más…

Por qué son importantes las necesidades emocionales

Querido lector,

 

"Un profundo sentimiento de amor y pertenencia es una necesidad irreductible de todas las personas. Estamos programados biológica, cognitiva, física y espiritualmente para amar, ser amados y pertenecer. Cuando esas necesidades no se satisfacen, no funcionamos como deberíamos. Nos rompemos. Nos desmoronamos. Nos adormecemos. Nos duele. Hacemos daño a los demás. Nos enfermamos".

-Brene Brown

Como antiguo profesor, he visto lo importante que es, en nuestra cultura, el pensar en nuestro camino cosas con un fuerte énfasis en los pensamientos y el cambio de mentalidad. No hay duda de que nuestra mente es increíble y capaz de cosas asombrosas.

La metacognición (pensar sobre nuestro pensamiento) es muy importante para ayudar a los estudiantes a desarrollar sus habilidades de pensamiento crítico. En esencia, nos ayuda a formular decisiones, resolver problemas, planificar y organizar.

Ahora, como consejero de salud mentalEntiendo lo importante y esencial que es necesidades emocionales son. Así pues, empecemos con una pregunta importante:

  Leer más…

Etapas del cambio en la terapia: cómo la comprensión de nosotros mismos nos ayuda a progresar

Cuando los clientes vienen por primera vez a terapia, a menudo se preguntan: "¿Qué quiero ganar con esto? ¿Cómo puedo obtener ayuda si no...?

Cuando el cuidador necesita cuidados internos

Estimado lector: Como proveedor, he llegado a comprender la importancia de prestar atención a los demás. En muchos ámbitos de la vida, ...

La Hipnosis en las Fobias

  Las fobias son conocidas como miedos "exagerados" que pueden (y a menudo ocurre) incapacitar a quien la sufre, ...